Dando rabo a mi tía multiorgásmica en la cocina

100%

Hoy vais a conocer a mi tía multiorgásmica, una treintañera rellenita con dos tetas más grandes que mi cabeza y que cuando la pillas por detrás y te la follas parece que se esté muriendo. Yo me di cuenta enseguida de que su marido no la tenía bien follada y aproveché esa “brecha” matrimonial para llevármela a mi terreno. Qué tetas, qué culo y qué labios más carnosos, me encanta agarrarme a ella y follármela a pelo hasta que se me queda la polla bien roja. De toda la vida ella ha sido mi tita preferida pero desde que me la tiro mucho más…