Estudiante no para de correrse en su primera follada interracial

100%

Vaya careto tiene la perra cuando no para de correrse sintiendo la gran polla de su compañero del instituto negro. Efectivamente es la primera vez que prueba una verga negra y está claro que no es que le guste, es que está viendo las estrellas literalmente con ese trozo de carne entrando y saliendo de su diminuto coño. Aquí vemos lo mucho que les mola a las tías ponerse a cuatro patas y ser folladas como auténticas perritas en celo, es la mejor forma de sentir todo el rabo que les estás metiendo y ojalá pudiéramos meterle las pelotas, aunque eso va a estar más complicado…

  • COMPARTIR