Me chingué a mi prima mexicana de acampada

100%

Yo creo que ambos teníamos claro que ese fin de semana al fin podríamos echar un polvo ya que estaríamos completamente solos. No me equivoqué y me chingué a mi prima mexicana por la mañana el segundo día después de acampar, la noche anterior bebimos demasiado y nos quedamos dormidos. La verdad es que follar de resaca es mucho mejor porque tardas más en correrte, además de que no sé por qué estás mucho más excitado. Pues el caso es que empezamos a hablar y tampoco nos hizo falta decir mucho porque tal y como os he dicho lo teníamos muy claro, así que solo era cuestión de ponerse manos a la obra.