Mis tres hermanas me enseñaron a follar

100%

Me da un poco de vergüenza decirlo porque siempre me las he dado de machote con las tías, pero mis tres hermanas me enseñaron a follar y fue cuando descubrí que no tenía ni puta idea de cómo hacerle el amor a una chica. De siempre he sabido que eran bastante guarrillas porque cada dos por tres estaban con un tío diferente, pero cuando viví en mis propias carnes el polvazo que metieron, certifiqué que son las chavalas más golfas que he visto jamás. Mientras una me cabalgaba la otra me comía la boca y yo les metía mano como podía, joder, Sodoma y Gomorra a su lado es un cuento de hadas.