Nena ecuatoriana rabiando de dolor en su primera vez

100%

Si no sabes torear “pa que te metes”… joder, pobrecita esta nena ecuatoriana, la muy ingenua pensaba que hacer un casting porno era lo mismo que follar con sus amigos del instituto y lo que no saben muchas chicas es que no se lo van a poner nada fácil. El grosor de la verga que se tuvo que meter era así como el doble del diámetro de su coño y estoy seguro que ni cuando perdió la virginidad sufrió tanto. El caso es que había firmado el contrato y tenía que hacer el casting sí o sí, por lo que no le quedó más remedio que coger aire y echarle huevos al asunto.