Obsesionado con las grandes tetonas de mamá

100%

Imaginaos que vuestro padre se casa con una impotente milf que tiene un par de tetas más grandes que tu cabeza, ¿acaso no estaríais totalmente obsesionados con las tetonas de mamá y haríais cualquier cosa para terminar chupándoselas?. Pues nuestro protagonista se sentía hipnotizado por las gigantescas tetazas de su madrastra y tampoco ayudaba mucho que ella estuviese todo el puto día en el jacuzzi haciendo topless. Frente a esto caben dos opciones, o largarte de casa e ir solo para dormir, o acercarte lo máximo posible a tu nueva “mami” para ver si te cae algo. La segunda de las opciones siempre es la mejor amigos, rara vez falla :P.