Se llama en realidad Brittany Sturtevant pero su nombre artístico y por el que todos la conocemos es el de Allie Haze.

En el año 2.011 firmó un contrato en exclusiva para Vivid Entertainment, debutando con la película Allie Haze: True Sex. Un año después renunció al contrato porque se dio cuenta de que podría llegar mucho más lejos y cobrar más con otras productoras.

Como anécdota curiosa de Allie Haze es que se casó con un predicador cuando tenía tan solo 18 años, pero obviamente se divorció un par de años después.

Ella es bisexual y ahora a sus 30 añitos se ha convertido un una de las milfs más buscadas por los internautas.