Dillion Harper comenzó su carrera en el porno con tan solo 18 años, por lo visto tenía prisa por ser famosa y la verdad es que fue todo un acierto por su parte entrar en esta industria.

Esta eterna jovencita de sonrisa cautivadora empezó a trabajar seriamente en el año 2.012, momento en el que fue contratada por productoras como Mofos, Reality Kings, Evil Angel, Brazzers o Naughty America.

No os extrañará saber que compagina su carrera pornográfica con la de modelo, puesto que es la imagen oficial de varias marcas y muchas revistas cuentan con ella para ciertos reportajes.

Como siempre os decimos que no os dejéis engañar por esa mirada angelical porque cuando está rodando se convierte en un auténtico demonio...