Mika Sparx es una actriz porno jovencita nacida en Filipinas con un morbo increíble. Es pequeñita y manejable, así que los actores se la rifan para rodar con ella una escena de sexo.

Pese a ser muy bajita tiene muchas curvas, un culo redondo y bien puesto y un par de tetas naturales con los pezones muy gordos. Bajo ese aspecto virginal de chica buena se esconde una gran zorra, no lo dudes.

Sus padres son asiáticos y se nota en sus rasgos, aunque vive en Estados Unidos y tiene gran éxito entre los aficionados a la pornografía.