Profesora madura en una escuela de jovencitos

100%

El efecto que produce Lisa Ann trabajando como profesora madura en una escuela de jovencitos dieciochoañeros, es comparable a tirar un billete de 100 dólares en una calle repleta de vagabundos. Qué bestia, que pedazo de hembra y menudos 45 años más bien cumplidos tiene la zorra, a esta tía no te la acabas ni follándotela durante dos días seguidos. No tenemos ni puta idea de cómo serán sus métodos de enseñanza en cuanto a materia se refiere, pero en cuanto a práctica ya os digo que no habrán muchas mujeres de su edad con tanta experiencia como ella trabajando con chicos jóvenes en plena etapa rebelde…