Mi sobrina transexual me pone cachondo

100%

Ha cambiado tanto mi sobrina transexual desde que empezó a hormonarse que ya no la veo como si fuera un chico. A sus 20 añitos se ha convertido en toda una mujer con tetas y con esas coletitas tan morbosas que se ponen las colegialas, así que no he podido evitar fijarme en ella y en su belleza. Sus padres no llevaron muy bien lo del cambio de sexo y me pidió venir a vivir conmigo una temporada hasta que las aguas se calmasen, algo que me lo puso a huevo para empezar a tener relaciones sexuales con ella. Ha llegado un momento en el que no me importa si tiene polla o no, de hecho es un complemento más y cuando le coges el gusto a ese cuerpo tan diferente, os aseguro que no tiene nada que envidiar a cualquier jovencita de su edad.