Violación anal en el cuartel

100%

Con ese culo tan grande, duro y apetecible, la soldado mexicana buscaba provocar a su superior y sin duda lo consiguió. A todos los efectos parecía una violación anal, pero la realidad es que esa zorra culona sabía que el capitán le rompería el culo sin piedad porque conocía de sobra los métodos que empleaba con sus soldados. La cosa fue rápida puesto que ese tipo no se andaba con rodeos; primero le aplicó un poco de disciplina y en cuestión de minutos ya tenía toda la verga metida en el ano de aquella perra. Obviamente esta gente tan disciplinada y metódica acaba las cosas hasta el final, así que se corrió dentro de ese culo que estaba pidiendo a gritos ser follado y corrido.